Noticias | 7 noviembre, 2018

Una experiencia inmersiva: realidad virtual y realidad aumentada

Las tecnologías inmersivas han cambiado radicalmente cómo la gente percibe el mundo, ya sea creando objetos digitales en el mundo real o introduciéndonos en un entorno virtual en 3D, donde los usuarios pueden interactuar con los objetos virtuales o pasear a través de un entorno en el cual pueden ver, oír, tocar y sentir.

 

Realidad virtual

La realidad virtual es una experiencia inmersiva que transporta a los usuarios a un lugar diferente donde se cuenta con una visión de 360 grados, en donde se proporciona una experiencia en tres dimensiones única.

Para entender mejor en qué consiste la realidad virtual, pongamos un ejemplo: el usuario mira en la televisión una carrera de coches, esta es una acción en dos dimensiones en que vemos la acción a través de una ventana, el televisor. Con una experiencia inmersiva el usuario se encuentra dentro del coche disputando la carrera, pasando de ser un mero espectador, en tercera persona, al actor principal dentro del desarrollo de la carrera.

En definitiva, la realidad virtual nos permite transportarnos a cualquier lugar, en cualquier momento. Podemos escalar el Everest, hacer submarinismo en la Gran Barrera de Coral australiana o visitar monumentos como la Torre Eiffel en Paris, todo desde nuestra casa, sin movernos de la comodidad de nuestro sofá.

 

Realidad aumentada

La realidad aumentada, en cambio, nos permite introducir objetos virtuales en el mundo real e interactuar con ellos. Por citar un ejemplo conocido en esta categoría, encontraríamos la aplicación Pokémon Go, en donde el usuario “caza” Pokémons que aparecían en el mundo real, o la nueva aplicación Street Fighter Go, que pretende superar el éxito de su predecesor.

 

¿Funcionan bien juntas?

Si bien puede parecer que ambas tecnologías son sustitutivas, las características diferenciales entre ambas son sustanciales. Así como en la realidad virtual el entorno interactúa con el usuario, en la realidad aumentada es el usuario interactúa con los objetos. Es por este motivo que la tendencia natural de esta tecnología es un modelo mixto en donde el entorno interactúa con el usuario y este a su vez interactúa sobre los objetos que se encuentran en este entorno virtual.

Un indicador relevante de la evolución de las tecnologías inmersivas y de cómo estas impactarán en nuestros hábitos de consumo es el número de ventas de gafas de realidad virtual, que se estima tendrán en el año 2020 más de 35 millones de euros en ventas en relación a los 4 millones de euros vendidos en 2016. Hay que considerar que en este cómputo no se han considerado dispositivos móviles tales como smartphones y tablets, que aunque también se pueden utilizar con estas tecnologías no se han incluido en este estudio. Queda por tanto confirmada la inclusión de estas tecnologías como una de las más significativas en los próximos años.

 

El retail del futuro

Centrándonos en la realidad aumentada, ésta ofrece un sinfín de posibilidades dentro del sector del gran consumo y el farmacéutico. Por ejemplo, desde el punto de vista del marketing, la realidad aumentada permite simular la introducción de material promocional en el punto de venta, lo que se traduce en un mejor go-to-market y la realización de promociones más efectivas.

Desde la perspectiva del cliente final, la realidad aumentada permite a los consumidores interactuar con los productos para obtener mayor información, como probarse una determinada prenda o conocer la composición de un determinado producto y los beneficios que aporta.

Dentro del retail podemos citar como principales casos de uso de esta tecnología el diseño y desarrollo del espacio físico, a fin de simular y visualizar los objetos a escala, con el objetivo de verificar cómo los consumidores interactuarán con los objetos virtuales que hayamos definido. Cabeceras, islas, stoppers o mostradores ahora se representan en el mundo real y nos permiten saber si el posicionamiento de un determinado material “encaja”, tanto desde un punto de vista físico como promocional.

Además, esta tecnología nos permite proponer diferentes opciones de configuración del material promocional en tiempo real, en función de parámetros como la tipología de tienda, el espacio, el material promocional virtual disponible o el tipo de promoción que queramos llevar a término, lo cual se traduce en una mejora del proceso comercial, ya que las promociones se validan prácticamente en tiempo real.

También podemos utilizar la realidad aumentada para mejorar la experiencia del retailer y los consumidores y que éstos obtengan una mayor información en menos tiempo, aumentado la información necesaria en el proceso de compra y en consecuencia acelerando la decisión de adquisición de nuestro producto.

Por ejemplo, ofrecer mediante un código QR que se puede leer mediante una aplicación contenidos audiovisuales o instrucciones de utilización, o incluso interactuar con el producto virtualmente, son solo algunos ejemplos de cómo el fabricante se puede beneficiar de esta tecnología para influenciar en el proceso de decisión del consumidor.

 

Beneficios que aporta la realidad aumentada

Los beneficios que la realidad aumentada están principalmente enfocados a conseguir un mayor compromiso por parte de los usuarios y por tanto su fidelización, puesto que sumergimos a los usuarios en la realidad que nosotros le proponemos y en consecuencia donde nuestra propuesta de valor puede ser más alta y única.

Así, ofrecer una mayor información del producto, como cómo se debe consumir o cómo los usuarios pueden interactuar con éste, conlleva un cambio de paradigma que comporta una serie de beneficios inherentes a esta tecnología que ofrece un mayor retorno sobre las inversiones realizadas en el punto de venta, una aceleración de las ventas debido a la mejora en el proceso de decisión del cliente o una mayor rentabilidad debido a la reducción del riesgo por devoluciones.

 

 

Noticias relacionadas

5 cosas que tu jefe querría que supieras de los SFA/CRM

¿Te consideras un experto en tecnología? Seguro que no sabes todas estas cosas sobre los SFA/CRM: hoy te las contamos antes de que te pille tu jefe.

El reconocimiento de imágenes en la gestión del punto de venta

En un entorno como el sector retail, y más aún el punto de venta, el utilizar nuevas tecnologías aplicadas para su gestión supone un hecho diferenciador

La Inteligencia Artificial y tus procesos comerciales

La inteligencia artificial llega dispuesta a revolucionarlo todo y el mundo de la empresa no iba a ser menos. ¿Cómo afectará a tus procesos comerciales?

¿Cómo elegir tu tecnología para retail ideal?

La evolución del sector del retail no se puede entender sin avances tecnológicos; ¿Cuál es el más adecuado para tu negocio?

Contacto Chat
Suscríbete