La revolución tecnológica de la tienda física en 2020

Noticias | 4 febrero, 2020

Un buen diagnóstico es la mitad de la cura

Mucho se ha debatido sobre si la tienda física está muerta o no.

En un extremo, hay agoreros protecnológicos que afirman rotundamente que sí. En el otro, algunos ingenuos creen que no está pasando nada que suponga el más mínimo peligro para la tienda física.

Es evidente que el ecommerce ha hecho mucho daño al comercio tradicional. Y quien no lo crea, solo tiene que entrar en cualquier negocio y preguntar si lo han notado o no en los últimos años.

Pero sería un error que el árbol no nos dejará ver el bosque. La crisis de la tienda física no se debe a la aparición del comercio online, sino a los cambios sociales que han permitido ese auge.

La sociedad está cambiando y el consumidor de hoy tiene unas preferencias, valores y medios que no tenía hace 15 años.

Cuando Amazon vende su primer libro, allá por 1995, sólo en 14% de los norteamericanos tenía internet y solo el 42% había oído hablar de la red. Los navegantes se conectaban por módem y las páginas más rápidas tardaban 30 segundos en cargar.

Sin embargo, en 2007 la mitad de estadounidenses ya disfrutaban de banda ancha y en 2014 más de la mitad tenía un smartphone.

Es normal que el comercio físico no le diera la suficiente importancia a su competidor online con estos avances tan lentos. Pero en estos últimos años las cifras han aumentado más que en las 2 décadas que van de 1995 a 2014.

 

La solución es apoyarse en la tecnología para crear puentes

Para los que piensan que el comercio tradicional está acabado, solo decirles que tanto Amazon como Google están abriendo tiendas físicas por todo el mundo. Sí, los gigantes, los paradigmas, de la tecnología y del mundo online apuestan por tener presencia en nuestras calles.

¿Significa eso algo? Sí, que la clave es crear una estrategia omnicanal, como te explicamos en este artículo. La tienda física debe usar la tecnología para crear puentes con el comercio y las experiencias online.

Según un estudio de TimeTrade, el 70% de los consumidores prefiere comprar en los comercios físicos. Sin embargo, no debes obviar que si las ventas online están creciendo exponencialmente en los últimos años es básicamente por lo que los norteamericanos llaman convenience: porque es más cómodo, sencillo y práctico.

La tienda física ya no puede ser sinónimo de aglomeraciones, largas colas para pagar, incertidumbre sobre si habrá stock de loque quiero comprar, productos apilados por todas partes, etc.

Si el punto fuerte de la compra online es esa comodidad, el punto fuerte de la tienda física es la experiencia del consumidor.

No olvidemos que somos animales sociales, nos gusta salir, relacionarnos, etc.

Por todo esto, las medidas tecnológicas a adoptar deben tener como objetivo prioritario cambiar esa visión arcaica de qué significa ir a comprar a una tienda para convertirla en ese lugar de encuentro donde la marca va a ofrecer a sus consumidores potenciales una experiencia única con la que el mundo online no puede competir.

A continuación, te proponemos una serie de ejemplos de cómo la tecnología puede ser vital para dar salvar a la tienda física.

 

Eliminando los inconvenientes tradicionales de la compra física

Antes te comentaba que muchos de los que prefieren comprar online lo hacen para evitarse las molestias de la compra física. De hecho, un estudio realizado por Adyen revela que el comercio español pierde unos 35.000 millones principalmente por las colas y la falta de stock.

BingoBox ha solucionado de un plumazo estos 2 problemas. Fundada en 2016, esta startup cuenta con más de 500 tiendas solo en China y ha elaborado un ambicioso plan de expansión internacional para abrir miles de tiendas en todo el mundo.

 

Tienda BingoBox © Inside Retail Asia

Tienda BingoBox © Inside Retail Asia

 

Las tiendas BingoBox usan un sistema inteligente de control y reposición de stock y sus cajeros son automáticos.

En esta misma línea, AmazonGo ha rizado el rizo y en sus tiendas piloto en EEUU ha eliminado los cajeros: un sistema de sensores y cámaras permiten que el cliente elija los productos que quiere comprar y salga con ellos por la puerta. El sistema le carga el importe total automáticamente en su cuenta de Amazon Prime.

 

Recopilación de datos en tienda

En EEUU las tiendas Rebecca Minkoff y en España el grupo Inditex han sido pioneros en la instalación de probadores inteligentes donde el cliente solo tiene que escanear la etiqueta. En el espejo, a modo de tablet, puede realizar las combinaciones que desee de tallas, colores, etc.

 

Probador inteligente de la Rebecca Minkoff en Nueva York. © Rebecca Minkoff

Probador inteligente de la Rebecca Minkoff en Nueva York. © Rebecca Minkoff

 

Una opción válida para cualquier tipo de industria son los complejos sistemas de hardware (cámaras estereóscopicas, sensores wi-fi, sensores Bluetooh, etc.) y software, basados en algoritmos de IA que permiten conocer todo tipo de datos sobre el tráfico en tienda con una precisión cercana al 100%. Con esa información, la IA detecta patrones de conducta, realiza predicciones de compra, etc.

Creando experiencias únicas en tienda

En este artículo te explicamos más a fondo la importancia de crear experiencias únicas para tus clientes.

Algunas compañías como Apple o MediaMarkt organizan de forma gratuita sesiones de formación en sus tiendas físicas. Otras empresas optan por demostraciones, charlas a cargo de expertos, etc.

Pero en lo que a experiencias tecnológicas se refiere, Nestlé es una de las pioneras a nivel mundial. Cuando lanzaron NanOptipro, crearon una aplicación de realidad virtual para que los consumidores pudieran viajar al interior del bebé, por el torrente sanguíneo, ver las cadenas de ADN y comprobar que con su producto los nutrientes se acumulaban de forma más rápida.

 

Conclusión

La tecnología es el aliado clave para la supervivencia de la tienda física. El objetivo es tratar de contrarrestar las ventajas del comercio online y crear experiencias únicas que atraigan y fidelicen a los consumidores.

Sugiero cambiar el título dado que ya existe un artículo con este nombre.

Sería interesante plantearse si queremos mantener el año 2020 o cambiarlo por una fórmula que no sea tan concreta que pueda parecer que en pocos meses el artículo está obsoleto. Quizá se podría cambiar 2020 por “en los próximos años” o como si fuera un proceso en curso “está transformando”.

 

Noticias relacionadas

¿Cómo elegir tu tecnología para retail ideal?

La evolución del sector del retail no se puede entender sin avances tecnológicos; ¿Cuál es el más adecuado para tu negocio?

¿Cómo podemos utilizar la inteligencia artificial para vender?

La inclusión de la Inteligencia Artificial (IA) en las empresas es ya una realidad y no hay duda de que ha llegado para quedarse. Según el último informe de la consultora IDC, el gasto en sistemas de inteligencia artificial en Europa se situará este año en 5.200 millones de dólares, un 49% más con respecto a 2018 y vendrá motivado principalmente por las necesidades que tienen las organizaciones en las áreas de automatización, venta y experiencia del cliente.

¿Cómo trabajaremos en 2028?

La tecnología avanza a pasos agigantados, vivimos anclados en un constante cambio donde, cada año somos partícipes de la introducción de nuevas herramientas, métodos y formas de trabajar que hacen nuestra vida laboral  más automatizada y enfocada al cumplimiento de los objetivos marcados a principios de año. Esta situación, es el reflejo de una sociedad […]

¿Dónde estaré dentro de un año con SFA?

Hoy te traemos una serie de funcionalidades que ofrece un SFA/CRM, explicándote cómo logra aumentar las ventas significativamente, con cifras reales