Cómo la gestión de datos está transformando la industria farmacéutica

Noticias | 6 agosto, 2019

Una tendencia inevitable que no puedes ignorar 

Un grave error que comenten muchas industrias altamente especializadas es considerar que están ajenas a las tendencias del mercado.

La industria farmacéutica no es ninguna excepción. Pensar que sus retos son muy específicos y, por lo tanto, pueden ignorar tendencias globales puede ser catastrófico. 

Y es muy cierto que las farmacéuticas tienen problemas muy particulares: 

  • Mayor colaboración con otras compañías de la industria, mundo académico y otros sectores del mundo de la salud. 
  • Un gran aumento en todo el mundo de las regulaciones y mecanismos de control y supervisión. 
  • Dificultades para poder llegar al paciente, el cliente final. 

Pero no es menos cierto que el mercado y los procesos tradicionales de negocios evolucionan y requieren nuevas soluciones. En otras palabras, la industria farmacéutica no es inmune a la tendencia global que exige una gestión más rápida y eficaz de la información. 

 

La gestión de datos es la clave del éxito  

A medida que aumenta el volumen y la complejidad de los datos relativos a la industria farmacéutica, se requiere adaptar la tecnología disponible que cada vez implica una mayor sofisticación. 

Y es que la clave reside precisamente en eso: transformar esa ingente cantidad de datos de los que las farmacéuticas pueden disponer, en información valiosa y de utilidad.

Por lo tanto, aquellas que gestionen mejor esos datos, que extraigan mayor provecho, son las que van a dejar atrás a una competencia incapaz de compensar esa incapacidad de ninguna otra manera.  

 

Cómo afecta esta nueva realidad a tu empresa 

A medida que la ciencia, la fabricación y el marketing están cada vez más digitalizados, las compañías farmacéuticas deben desarrollar estrategias e infraestructuras para poder extraer valor de estos grandes volúmenes de datos en las siguientes áreas clave. 

 

Investigación y desarrollo 

En los últimos años, las farmacéuticas han hecho todo lo posible para lograr uno de sus objetivos vitales: aumentar la eficiencia de su I+D.

Por eso, la industria ha visto tantas alianzas, absorciones, contratación de investigación externa, etc. Sin embargo, el volumen de datos, su variedad y la velocidad a la que llegan ponen en peligro esa ansiada eficiencia. 

Otro factor que no ayuda es que las distintas organizaciones implicadas en un mismo proceso provocan la existencia de distintos niveles de gestión, estrategias y fragmentación de datos. 

No olvidemos que la exactitud de los datos obtenidos y gestionados es vital de cara a responder a las exigencias de gobiernos y organizaciones de todo tipo para que las farmacéuticas publiquen información de sus tests.

Además de esto, el hecho de que las políticas de privacidad y confidencialidad sean cada vez más estrictas (información personal, expedientes digitales, etc.) convierten la seguridad de los datos de los pacientes en una cuestión de primer orden.
 

Fabricación y cadena de suministros 

La presión sobre los precios que los proveedores y gobiernos imponen sobre las compañías farmacéuticas exige una mayor eficiencia en el proceso de producción.

Un recurso habitual es el uso de Contract Manufacturing Organizations (CMO), pero esto requiere que los datos que la farmacéutica proporciona a estas otras organizaciones deban ser necesariamente exhaustivos y precisos.

Solo así será posible el análisis y optimización de los procesos que se empleen y de sus costes.

Como sucedía en el apartado anterior de I+D, el aumento global de las inspecciones y controles exige también una gestión precisa de los datos que se intercambian entre la farmacéutica y sus colaboradores. 

 

Marketing y ventas 

Aquí entramos en uno de los apartados más espinosos. Todos sabemos que la industria farmacéutica sufre desde hace años graves problemas de reputación.

En lugar de ser vista como la fuente de medicamentos que pueden salvar vidas, la industria es tratada con recelo y desconfianza.

Por desgracia, con regularidad aparecen noticias que alimentan esta mala reputación: multas por prácticas irregulares, intervenciones gubernamentales para forzar la rebaja de precios o el fin de monopolios considerados abusivos, etc. 

El aumento de las medidas externas de control y regulación hace que se deba ser muy cuidadoso con el marketing y los mensajes que se transmiten. De ahí, que en el inicio de este artículo planteáramos como uno de los problemas fundamentales de la industria sus dificultades para llegar al cliente final. 

En un estudio de 2013 Accenture descubrió que el 80% de los pacientes investigaban online de manera proactiva sobre medicamentos.

Esto demuestra que las decisiones de los pacientes están enormemente influenciadas por la información que encuentran online: foros, grupos de Facebook, blogs, etc.

Como sucede en otras industrias, no es posible llegar a los consumidores con un único mensaje, debe adaptarse al perfil de cliente ideal. En este sentido, Deloitte recomienda un cambio de estrategia, pasando de centrarse en nuestro propio producto a otorgar al cliente todo el protagonismo en todo canal de comunicación. 

 

Conclusión 

La irrupción del mundo digital y la gestión de datos afecta a la industria farmacéutica como a cualquier otra. Las compañías de mayor éxito son aquellas que mejor gestionan, usan y comparten datos.

Esto permite obtener grandes beneficios: 

  • Reducción de los costes de las tareas que implican gestión de datos, especialmente las que se basan en la exactitud de datos reutilizados. Esto se produce en los casos que hemos explicado en que la farmacéutica proporciona estos datos a una CMO u otro tipo de colaborador externo. 
  • Aumento de la productividad y la eficiencia de todos los empleados, permitiendo que se centren en las actividades de más valor para ellos y para la empresa. 
  • Aprovechamiento de la mayor obtención y mejor tratamiento de la información para crear oportunidades y optimizar procesos. 

En otro artículo hablaremos con más detalle de cómo llevar a cabo esta transformación digital. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que dicha transformación requiere tiempo y una profunda restructuración de la manera de trabajar y pensar.

Los beneficios van a compensar con creces los esfuerzos, porque quien no se adapte lo antes posible a esta marea que inunda todas las industrias, estará condenado a no poder competir con quienes sí lo hagan. 

Noticias relacionadas

La experiencia del cliente como eje del lanzamiento en Pharma

En las últimas décadas el cliente ha dejado de ser un sujeto pasivo que se limitaba a recibir los mensajes del departamento de marketing ...

Cómo alinear modelo operativo y estrategia en tu empresa

En un entorno tan competitivo como el actual, todo directivo debe entender la diferencia entre la parte estratégica y operativa de su negocio.

Cómo adaptar tu empresa para el modelo Agile

En un mercado tan competitivo y cambiante como el actual, es imprescindible que las empresas puedan adaptarse de forma rápida y eficiente.

¿Qué beneficios aporta un software SFA a comercial?

Aquí desarrollaremos con detalle los beneficios que aporta una solución de software (SFA) para el equipo comercial.